dormitorum telefono whatsapp horarios dormitorum telefono whatsapp horarios dormitorum telefono whatsapp horarios

Colchones viscoelásticos vs Colchones de látex

colchones de latex vs colchones viscoelastico imagen post

Cuando surgen dudas existenciales, el obligado “¿Ser o no ser…? Es la cuestión“…. Metáforas o bromas aparte, esto es muy parecido a lo que ocurre cuando decides cambiar tu viejo colchón. Inevitablemente empieza un bucle de análisis, reflexiones, opiniones, consultas y búsqueda de información sobre cuál es el mejor colchón que puedes comprar. Un quebradero de cabeza que, incluso,  puede hacerte perder el sueño…

Y en medio de toda esta indecisión, lo único que tienes claro es que quieres dormir cada noche en el mejor colchón. Un colchón que te aporte total confort y la máxima adaptabilidad al cuerpo, pero sin que su firmeza se vea afectada. Entonces, tu pregunta existencial deriva en: mi nuevo colchón ¿de viscoelástica o látex?

Seguro que buscando en Internet has encontrado mucha información y no sabes de quién fiarte. Además, esa información está dispersa entre diferentes páginas web. Por si esto fuera poco, en el mundo real, las opiniones son también muy variadas y te sientes incapaz de saber cuáles tomar en cuenta. La vecina te dice que uno, tu compañera de trabajo que el otro, tu amigo que este no y el camarero de tu cafetería habitual que el otro tampoco. Al final es imposible decidir qué tipo de colchón es mejor.

Y, ¡¿cómo no vas a perder el sueño?! Tus jornadas laborables son interminables, tu espalda se resiente día a día y el estrés se acumula en tus músculos y tu cabeza. ¡Mereces descansar!.

¿Viscoelástica o látex?

Créeme que te entiendo más de lo que te imaginas y, para que no tengas que estar recabando información y opiniones, en este artículo vas a encontrar la solución a tu problema. Voy a darte todas las claves necesarias para que sepas qué colchón elegir. Podrás analizar todas las diferencias entre la viscoelástica y el látex. Esta noche ya vas a poder dormir con tranquilidad porque, después de leer lo que viene a continuación, tendrás tu decisión tomada. Y si te quedas conmigo hasta el final, te contaré un pequeño truco para que tu bolsillo tampoco pierda el sueño cuando compres tu colchón.

Colchones viscoelásticos

La viscoelástica es un material que fue inventado por la Nasa en los años 60 con el fin de aliviar la presión ejercida sobre los astronautas en el momento del despegue de una nave espacial. Transcurrido los años, al ver la efectividad del material, fue comercializado para el consumo doméstico. Un consumo que rápidamente creció como la espuma. Y precisamente de espuma es de lo que está compuesto el colchón viscoelástico.

La viscoelástica: confort y adaptabilidad

La espuma viscoelástica se caracteriza por ser muy elástica porque, al ejercer presión sobre ella, esta se deforma para adaptarse por completo al contorno de tu cuerpo, garantizando un confort máximo. De esta manera, el colchón viscoelástico se convierte en un colchón con grandes propiedades ergonómicas ya que logra reducir los puntos de presión en tu cuerpo. Así disminuirán las tensiones musculares y nerviosas y, como consecuencia, tu circulación sanguínea mejorará considerablemente. Tras descansar en un colchón viscoelástico tendrás una sensación de bienestar increíble.

Pero no pienses que en este tipo de colchón quedará la huella de tu cuerpo. La viscoelástica es un material de alta resilencia. ¿Qué quiere decir esto? Que al levantarte del colchón, este recupera su forma habitual. Y ya puedes tumbarte y levantarte todo lo que quieras porque, el colchón viscoelástico se caracteriza por tener una gran durabilidad.

Y no solo esto, las propiedades de la viscoelástica garantizan la independencia de lechos. Aunque duermas acompañado, tendrás la sensación que no hay nadie más contigo en la cama porque el colchón absorbe los movimientos y golpes. Ni tú ni tu pareja os molestareis, a no ser que alguno ronque…

Tipos de viscoelástica

Existen dos tipos de viscoelástica: la espumada y la moldeada. ¿Cuál es la diferencia entre ellas? La viscoelástica espumada se consigue mezclando diferentes productos químicos que logran como resultado un material muy poroso; esto se traduce en que el aire circula con mucha facilidad en su interior. Sin embargo, la viscoelástica moldeada se fabrica, como su propio nombre indica, en moldes; el resultado es un material menos poroso y, como consecuencia, el aire circula con algo más de dificultad. Independientemente del tipo de viscoelástica, estos colchones no necesitan una ventilación especial y esto hace que sean ideales para que los coloques sobre la base que prefieras (somier, tapizada o canapé).

Pero la viscoelástica no es el único material en el que te debes fijar cuando estés escogiendo tu equipo de descanso. ¿Sabes que este tipo de colchón no está compuesto 100% de viscoelástica? Si fuera así, no podrías dormir en él ya que te hundirías por completo. Normalmente, un colchón viscoelástico tiene el núcleo interior de espumación HR. En este caso, es recomendable que la densidad de la espumación sea alta, superior a 30 kg/m3. De esta manera la firmeza en tu colchón estará garantizada: cuanta más densidad, más firme será la espumación HR.

Pero no es la única densidad en la que debes fijarte porque la viscoelástica también tiene diferentes grados. Aquí la regla es: a mayor densidad, mayor confort porque tu peso se repartirá más homogéneamente. Hasta 50 kg/m3 se considera baja densidad y a partir de 85 kg/m3 se considera alta densidad. Un pequeño truco para conocerla es buscar el certificado que acredite su densidad.

Otras peculiaridades del colchón viscoelástico

Los durmientes más calurosos deben tener especial cuidado al elegir un colchón viscoelástico. Aunque este material no acumula calor de por sí, al ser atérmico, puede que sientas más calor al dormir en él. ¿Por qué? Porque al ser un material que se adapta al contorno del cuerpo, la superficie de contacto es mucho mayor y, por tanto, la transpiración menor. Pero no creas que por este motivo no puedes gozar del confort de un colchón viscoelástico, sí eres de los que pasa mucho calor mientras duerme, busca uno que esté fabricado con sistemas extras de ventilación.

Por último, hay que comentar que otro de los puntos fuertes de un colchón viscoelástico es que es muy higiénico y antialérgico. Además, si te aseguras que los tejidos acolchados que cubren tu colchón estén tratado con un sistema antiácaros y ofrezca gran transpirabilidad, las alergias, la humedad y el moho se mantendrán bien lejos.

Colchones de látex

El látex es otro tipo de colchón que está fabricado también con un material muy elástico. Al descansar en un colchón de látex, sentirás un gran confort porque este material se adapta al contorno de tu cuerpo por completo, de manera similar a lo que ocurre con la viscoelástica.

El látex es un polímero orgánico que se extrae de la sabia del árbol de caucho y, tras someterlo a un proceso químico, da como resultado la espuma de látex. Pero un colchón de látex también puede estar compuesto de material sintético. El látex sintético se extrae del petróleo, aunque está tratado para que no resulte perjudicial para la salud.

Un colchón de látex sí está fabricado al 100% de este material, pero también puedes encontrarlo combinado con muelles e, incluso, viscoelástica. Si te decantas por comprar un colchón de látex asegúrate que la altura mínima del núcleo sea de 15 cm y 18 cm la altura total del colchón.

Ventajas y desventajas del colchón de látex

La mayor ventaja que posee un colchón de látex es su gran durabilidad. Estudios han demostrado que, tras 10 años de uso, el colchón tan solo ha perdido un mínimo porcentaje de sus prestaciones iniciales.

Pero, el colchón de látex posee un gran inconveniente. El látex es un material poco transpirable y requiere mucha ventilación. Esto provoca que, si no existen las condiciones adecuadas, se acumule humedad en el colchón y aparezca moho. El colchón de látex no está recomendado si vives en una casa con poca ventilación o en zonas de clima frío y húmedo.

Tampoco podrás poner este equipo de descanso sobre cualquier base. Por esta razón que acabo de comentar, la base de tu colchón debe ofrecer la máxima ventilación. Así que las bases tapizadas y los canapés no son nada aconsejables para los colchones de látex.

Por otro lado, cabe destacar que este material es hipoalergénico. En él, los ácaros no consiguen proliferar.

Conclusiones sobre qué es mejor, la viscoelástica o el látex

Ya dispones de toda la información necesaria para que puedas consultar con la almohada esta noche qué tipo de colchón es el mejor para ti. No hay uno mejor que otro, todo dependerá de las condiciones de tu hogar, tus necesidades de descanso y tus gustos a la hora de dormir.

Por fin puedes tener tu propia opinión sobre las diferencias entre la viscoelástica y el látex y saber qué colchón elegir.

No creas que se me olvidaba revelarte el secreto que te prometí al principio. ¿Quieres saber como ahorrarte un buen dinero cuando compres un colchón de látex o un colchón viscoelástico premium? Tan solo tienes que comprarlo a través de Internet, en una tienda de colchones online. Así de fácil, rápido, cómodo y, sobre todo, con la máxima seguridad.

Elisabet Muñoz

Copywriter en Dormitorum.

Te Regalamos 1 Almohada
EN TU PRIMERA COMPRA

Suscríbete GRATIS a nuestro Boletín y consigue descuentos, ofertas y muchas cosas más

Comentarios1

Añade tu comentario

Pago 100% Seguro

Pagos con TPV. Tus datos siempre a salvo. Nosotros no almacenamos la información

Garantía de Devolución

Nuestros productos están sujetos a la política general de devoluciones de Dormitorum.

Zonas de Entrega y Transporte

El Transporte es Gratuito en la mayoría de los artículos con importes superiores a 69 €

Uso de cookies

Dormitorum utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre tu navegación y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias, generada a partir de tus pautas de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Si quieres, puedes ver nuestra Política de cookies o ampliar información sobre como cambiar tus preferencias

ACEPTAR