680 865 214
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Search in comments
Filtrar por...
Filter by Categorías de productos
Colchones
Somieres
Canapés Abatibles
Camas Articuladas
Ortopedia
Accesorios

Has tenido un día muy duro y es hora de dormir, tu serie se está acabando, a ti se te cierran los ojos y no puedes ver ni un episodio más. Está claro que necesitas descansar e irte a la cama, pero…. ¡que levante la mano quien no se ha metido en la cama con el móvil o la tablet!

Parece que cuando nos metemos en la cama tenemos la necesidad de consultar las redes sociales por última vez en el día antes de dormirnos. No vaya a ser que en el grupo de what´s app de los compañeros de la oficina, alguien haya mandado un meme que ya has visto y no has respondido con un “jaja” para cumplir. Piensas que, total…solo van a ser 5 o 10 minutos, y luego te ves a la 1 y media de la mañana haciendo un test sobre qué tipo de croqueta eres según tu personalidad o viendo un video que según el autor “el final te sorprenderá”.

Bien, ya le has quitado todo ese tiempo que has pasado con el móvil al sueño, y al día siguiente se nota, estás cansado y no has dormido nada. Y no solo eso ¿No has oído hablar de la luz azul?

¿Qué es la luz azul y cómo afecta a nuestro sueño?

La luz azul es el tipo de luz que emiten los dispositivos móviles como smartphones, tablets, ordenadores y la gran mayoría de las pantallas que utilizamos en nuestro día a día.

Esta luz azul tiene una peculiaridad que puede ser muy negativa para nuestra salud y nuestro sueño. Resulta que esta luz azul funciona como estimulador del cerebro, pues la luz es uno de los avisos naturales que tiene el cuerpo para diferenciar el día y la noche y por lo tanto, cuando debemos dormir y cuando no.

La luz azul entra por nuestras retinas en forma de ondas activando las células ganglionares, estas células envían al celebro una señal avisándolo de que está entrando luz natural y por lo tanto es de día. De esta manera se invierten los ritmos circadianos del sueño, y se inhibe la secreción de la hormona del sueño, la melatonina.

La melatonina es una hormona natural que nuestro cuerpo produce por la noche, es la responsable de regular lo que llamamos “el reloj biológico”, y controlando los ciclos del sueño (ritmos circadianos). Esta hormona solo se produce cuando la oscuridad de la noche es casi completa, y disminuye por la mañana.

Si nuestro cerebro está activo, recibiendo información de qué es de día debido a la luz azul que perciben nuestros ojos procedentes de los dispositivos electrónicos, no se segregará la melatonina, que conllevará a una desestabilización de los ciclos del sueño y problemas como el insomnio. Se conoce también como insomnio tecnológico.

¿Qué hago para que no me afecte la luz azul?

Ya nos ha quedado claro que la luz azul que emiten las pantallas de los dispositivos perjudica nuestra salud y calidad del sueño. En muchas ocasiones es inevitable no exponerse a este tipo de luz, ya que muchos de nosotros trabajamos a diario con ordenadores, portátiles, tablets y móviles. Ya te dimos 10 consejos para dormir bien, pero ahora vamos a enumerar una serie de consejos para que el efecto de la luz azul sea menor y podamos descansar con facilidad:

1. No uses el móvil antes de acostarte.

Parece de Perogrullo, pero es el mejor consejo y más efectivo. Meterse en la cama con el móvil se ha convertido en parte de nuestra rutina que deberíamos cambiar. De hecho, se recomienda restringir el uso de dispositivos que emitan esta luz dos horas antes de meterte en la cama.

2. Crea una rutina.

Si tenemos una rutina diaria bien definida nos será mucho más fácil eliminar esa dependencia del móvil a la hora de dormir. Intenta agrupar las actividades donde uses pantallas que emitan luz azul en horas de luz natural, ya sea por trabajo o entretenimiento. Reserva la noche para descansar y relajarte lejos de dispositivos tecnológicos.

3. Lee antes de acostarte.

Tenemos una buena noticia, hay una pantalla de dispositivo electrónico que sí puedes meter contigo en la cama y usar antes de dormirte sin problema alguno. Hablo de los e-books o libros electrónicos cuyas pantallas de tinta electrónica imitan el papel de un libro, y no desprenden luz azul. Quizás leer un poco ya sea en tu libro en papel o electrónico sí sea una actividad adecuada para la noche.

4. Usa filtros.

Existen en el mercado filtros que se colocan en las pantallas de los dispositivos electrónicos que, al parecer, filtran parte de la luz azul que emiten. Además, algunos tipos de gafas también incorporan este tipo de filtro azul.

5. Controla el brillo de tu móvil.

Afortunadamente, la gran mayoría de los dispositivos móviles cuentan con un regulador de intensidad de brillo. Controla el brillo y no lo coloques en un nivel demasiado alta si no lo necesitas. Tus ojos, tu sueño y tu batería te lo agradecerán.

6. Descansa la vista.

Si pasas mucho tiempo frente al ordenador tu visión puede verse afectada de forma negativa, provocando dolores de cabeza y mareos que pueden no dejarte descansar correctamente. Por ello, cada cierto tiempo intenta levantar la vista del ordenador y descansar la vista. Un ejercicio muy recomendable es mirar lo más lejos que podamos intentado enfocar un objeto en el horizonte.

Este problema que hemos tratado hoy es uno de los efectos negativos de la tecnología que sufre gran parte de la sociedad. El uso responsable de los dispositivos móviles sigue siendo un tema pendiente que debemos resolver para mejorar nuestra salud descanso diario.

¿Y tú?, ¿Eres de los que sigue metiéndose en la cama con el móvil? Instagram y Facebook pueden esperar hasta mañana, tu sueño no. Si tenéis alguna duda, pregunta o sugerencia no dudéis en publicar un comentario aquí abajo.

 

 

Uso de cookies

En Dormitorum utilizamos cookies para mejorar tu experiencia. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Carrito Producto eliminado. Deshacer
  • No hay productos en el carrito