680 865 214
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Search in comments
Filtrar por...
Filter by Categorías de productos
Colchones
Somieres
Canapés Abatibles
Camas Articuladas
Ortopedia
Accesorios

A la hora de dormir, existen muchos factores condicionantes para conseguir un buen descanso. Seguro que estás pensado que el colchón es primordial…y estas en lo cierto. Junto con la base de tu cama, el colchón es uno de los factores más relevantes para conseguir llegar al sueño REM y dormir profundamente ¡Pero ojo! Existen otros elementos (en lo que a camas se refiere) que también intervienen en la facilidad de conciliar el sueño.

Hoy vamos a hablaros de la ropa de cama, la cual tiene mucha importancia en el descanso ¿O es que nunca has maldecido a esas sábanas de dudosa mezcla de poliéster (y de rebajas) cuyo paquete te aseguraba que no le iban a salir bolitas…pero que claramente era mentira? O ¿nunca has puesto el edredón nórdico porque “ya es otoño en (nombre de centro comercial muy famoso en España)” pero al día siguiente te has levantado que parece que has dormido en un baño turco? Pues claramente elegir la ropa de cama correcta es importante, influye en nuestro descanso y en la calidad de este.

10 ideas para vestir tu cama que mejorarán tu descanso

vestir cama

 1. En cuestión de sábanas, todo al blanco

Las camas vestidas de blanco son siempre una buena opción, este color nos evoca a la tranquilidad, da la sensación de calidad, de dormir en una buena cama de hotel de lujo o simplemente en una nube. Es importante elegir un tejido natural, y mejor si es hipoalergénico. Invertir en sábanas de algodón blancas de calidad es siempre un acierto, pues aportarán transpirabilidad y frescura a tu descanso.

2. El cubrecolchón, solo por si acaso

El cubrecolchón es un complemento muy útil para proteger el colchón de polvo o de “descuidos nocturnos”. Normalmente el cubrecolchón suele ser impermeables y poco transpirable, úsalo en camas infantiles o si sueles sudar mucho durante la noche. También puedes colocar un protector de algodón para la almohada…por si duermes con la boca abierta.

3. El edredón nórdico, puede ser ligero

Puedes usar un edredón nórdico aunque no vivas en la mismísima Finlandia. Elige un nórdico de un grosor medio, o ligero si vives en un lugar donde los inviernos son cálidos. Estos edredones son muy mullidos y no pesan tanto como las mantas clásicas.

4. La funda nórdica, nada de estampados estridentes

Si optas por un edredón nórdico para las noches de otoño e invierno, debes elegir una buena funda nórdica para protegerlo, y para dar un toque de estilo a tu dormitorio. La funda nórdica puede colocarse como cubrecamas, y para crear una primera barrera contra el frío. Elige un color o estampado muy sutil, los estampados florales o mandalas multicolor quizás no sean la mejor opción ¡No queremos pasarnos mil y una noches en vela!

5. Tu cama no es un expositor de cojines

A todos nos encantan los cojines, aportan estilo y color a nuestra cama (sobre todo cuando está hecha). Pero no nos pasemos, coloca sobre tu cama solo los cojines que sean necesarios, y con los que te sientas cómodo. Tener demasiados cojines da la sensación de tener una cama más pequeña y sobre todo ¡No queda sitio para nosotros si nos queremos tumbar encima!

6. Edredones y caminos de cama, directos a ella

Al igual que ocurre con el nórdico, el edredón es un elemento de abrigo, y además aporta personalidad y estilo al dormitorio. Puedes acompañarlo con un camino de cama a juego. El camino de cama es una manta o colcha pequeña que se coloca de forma horizontal, normalmente a los pies de la cama. Además de aportar estilo y sofisticación, protegerá la cama…no vaya a ser que a alguien se le ocurra subirse con los zapatos puestos…

7. Una mantita, por si acaso

El tiempo es cambiante, sobre todo a principios de otoño. Quizás cuando te vayas a dormir no tengas frío pero… ¿Nunca te has despertado en mitad de la noche a por una mantita? Puedes tenerla siempre a mano colocada en los pies de la cama. Son tendencia las mantas  de lana gruesa en colores grises o imitando pieles naturales.

8. Cubre canapés

Si duermes sobre un canapé (has elegido bien), puedes utilizar un cubre canapé para protegerlo de manchas, ya que al estar tan cerca de suelo (y de los zapatos) es propenso a ensuciarse. Además, los cubre canapés son muy fáciles de colocar y de quitar para lavarlos. Puedes elegirlo en colores neutros, aportarán un toque de elegancia extra a tu cama…. Sabemos que dormirás mucho mejor sabiendo que el canapé está protegido y sobre todo elegante.

9. Adapta tu cama al clima y la estación del año

Es obvio que nosotros no nos vestimos igual en verano que en invierno, a las camas les pasa lo mismo. Elige una ropa de cama específica para cada época del año. Aunque las sábanas de algodón siempre es un acierto, puedes elegir sábanas de franela o pirineo si en tu zona hace mucho frío en invierno.

10. No seas descuidado con la limpieza

Parece increíble pero sí, hay gente a la que hay que recordar que las sábanas y el resto de ropa de cama se puede y debe lavar a menudo. Piensa que en la cama pasamos muchas horas al día (Al menos 8, aunque se te pasen volando).  Debemos tener una limpieza estricta con la cama, pues aquí se acumula polvo y ácaros que pueden influir en nuestro sistema respiratorio y por lo tanto en nuestro sueño. Si duermes en una cama de matrimonio el polvo y los ácaros se multiplican por dos. En una cama infantil pueden ocurrir “descuidos nocturnos” que debemos limpiar inmediatamente.

Si quieres maximizar tu descanso, espero que sigas estos sencillos consejos.

No dudéis en publicar un comentario aquí abajo si tenéis alguna sugerencia, comentario o alguna duda que os quite el sueño.

 

Uso de cookies

En Dormitorum utilizamos cookies tanto propias como de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si continuas navegando entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies
Carrito Producto eliminado. Deshacer
  • No hay productos en el carrito