dormitorum telefono whatsapp horarios dormitorum telefono whatsapp horarios dormitorum telefono whatsapp horarios

Tipos de Colchones: Aprende a distinguir para saber elegir

¿Sabes que vas a pasar una tercera parte de tu vida durmiendo? Una persona que viva durante 80 años, permanecerá entre dulces sueños nada más y nada menos que unos 26 años. Así que el colchón en el que tumbes durante todos esos años va a ser un elemento fundamental para tu descanso. Seguro que has oído hablar mucho acerca de los colchones viscoelásticos ya que son los más conocidos, pero ¿sabes que existen otros tipos de colchones en el mercado? Además, comprar en una colchonería online te da la posibilidad de encontrar colchones baratos, precios mucho más reducidos pero con la misma calidad. Si estás pensado en cambiar tu colchón y todavía no tienes muy clara las diferencias entre los colchones viscoelásticos y otros tipos de colchones, en este artículo vamos a ayudarte a descubrir qué colchón es el más adecuado para tus necesidades. Y si al final te decides por uno, recuerda que en nuestra colchonería puedes encontrar colchones baratos con la máxima calidad.

Partes que componen un colchón.

Un colchón es mucho más que una superficie en la que tumbarse para dormir. Gracias al avance de la tecnología, la industria del colchón ha sabido mejorar su estructura y funcionalidad para garantizarte cada vez más un sueño reparador y un descanso absoluto del cuerpo y la mente. Si deseas conocer qué partes son las que componen un colchón, aquí vamos a ofrecerte una clase de anatomía “colchonera”, así estarás bien informado sobre qué características debe tener el colchón ideal para ti a la hora de comprarlo. Para ir adentrándonos en la materia, empezaremos conociendo las partes desde fuera hacia adentro.

partes de los distintos tipos de colchones

Partes de los colchones

Tejidos externos.

La funda es la parte más externa del colchón y existen varios tipos. Piensa que esta capa es la que está más en contacto con tu cuerpo, así que el colchón que escojas debería tener una funda de tejido suave y duradero como el Strecht, uno de los tejidos con mayor calidad del mercado. También puedes optar por el tejido damasco, la funda clásica de toda la vida fabricada en algodón o poliéster. Otra clase de tejido es el 3D, un tejido tecnológico compuesto por fibras que forman un panal de abejas y crean una cámara de aire cuya finalidad es aislar el colchón de agentes externos y suciedad, otorga además una gran ventilación e higiene.

Otra cuestión importante que debes valorar acerca de la funda es decidir si debe ser extraíble o no; si en la cama va a dormir un niño pequeño o una persona enferma es aconsejable que no sea una funda fija para poder lavarla con más comodidad.

Zona Confort.

Debajo de la funda se encuentra la zona de confort, la parte acolchada que recubre el núcleo. Tiene la finalidad de proporcionar comodidad tu cuerpo, aportando firmeza en las partes que más lo necesitan como las lumbares o el cuello y permitiendo hundir las partes más sobresalientes como el hombro o la cadera. Así tu columna vertebral quedará perfectamente alineada.

Para el acolchado se utilizan distintos materiales pero los más habituales son el viscoelástico; el látex; fibras textiles, que son más transpirables; o el gel, un material nuevo que adapta tu cuerpo al colchón a la perfección y, además, distribuye la temperatura de forma homogénea. La comodidad del acolchado la proporciona la calidad y la cantidad de material utilizado.

Núcleo.

El núcleo del colchón es la parte más importante y la que define al colchón. El núcleo proporciona la firmeza y dictamina el tiempo que te puede durar tu colchón. A continuación veremos qué tipos de colchones puedes encontrar en el mercado.

Laterales/Platabanda.

Los laterales del colchón son una parte importante aunque no se les suele prestar atención. Un buen colchón tiene que estar encapsulado, rodeado con espuma o tejidos 3D, para ofrecer más resistencia y durabilidad. Notarás si está encapsulado tocando el colchón por el lado. Fíjate en un detalle importante cuando inspecciones un colchón: si los laterales llevan válvulas de ventilación, esto garantiza que el aire circule por su interior.

Otras características. A la hora de comprar un colchón no basta con saber las características de las partes mencionadas hasta ahora, existen otros aspectos que incrementan su calidad. Pregunta si el colchón lleva un tratamiento antiácaros, excelente para personas con alergia, y también si lleva tratamiento antihumedad, que prolongará la vida de tu colchón. Incluso existen tratamientos antiestrés para que tu relax sea todavía mayor.

Distintos tipos de colchones.

Un colchón se define por las características que configuran su núcleo. Veamos qué tipos de colchones puedes encontrar en el mercado y descubrir cuál es el más adecuado para ti.

Distintos tipos de núcleos de colchones

Distintos tipos de núcleos de colchones

Colchones de muelles.

Los muelles distribuyen el peso de tu cuerpo de manera uniforme evitando que se produzcan tensiones en ninguna zona de tu cuerpo. Además garantizan una gran ventilación interior, así no pasarás calor mientras duermes y se alargará la vida de tu colchón. Existen varios tipos.

Los muelles Bonell o bicónicos son muelles que se estrechan por el centro produciendo un efecto de doble cono, son independientes y están unidos entre sí por hilos de acero. Los muelles Bonell ofrecen una firmeza media y no distribuyen el peso de forma homogénea, no siendo recomendable para camas donde duerman dos personas. Estos son los muelles de peor calidad.

Los muelles de hilo continuo, como su propio nombre indica, están formados por un solo hilo de acero alargado. Este colchón proporciona una gran firmeza y distribuye el peso de las personas de manera uniforme, dando la sensación de estar durmiendo solo. Los muelles de hilo continuo dan una larga vida al colchón.

Los colchones de muelles ensacados se agrupan independientemente y alineados entre sí, cada muelle está metido en una funda para evitar el roce entre ellos. Aunque proporcionan una firmeza media sí distribuyen el peso de manera consistente, no notarás que tienes una persona durmiendo al tu lado. Los muelles ensacados otorgan gran durabilidad a un colchón.

Espumación HR.

La espuma HR es un material muy flexible que absorbe los golpes del cuerpo. Este tipo de colchón gustará a aquellas personas que les guste dormir en blandito ya que aportan una firmeza media, también son ideales para camas articuladas y para personas que se mueven mucho durmiendo porque evitan molestar a la pareja durmiente. Pero si te decides por un colchón de espumación HR debes tener en cuenta su densidad ya que una densidad mayor otorga más vida a tu colchón, lo aconsejable es que sea superior a 30 kg.

Látex.

El látex es un material que se procesa de la resina de caucho, aunque también puede fabricarse de forma sintética. Este material es muy elástico, siendo perfecto para camas articuladas. Sobre un colchón de látex te encontrarás firme pero bien adaptado, el peso de cada persona se distribuye de manera uniforme e independiente. La durabilidad del látex es muy larga aunque no es muy aconsejable para ambientes húmedos ya que este material necesita bastante ventilación.

Viscoelástica.

El núcleo 100% viscoelástico no existe porque este material no tiene consistencia suficiente para soportar el peso corporal completo de una persona y se hunde. Pero sí es un material ideal para reforzar otros tipos de núcleos ya que la viscoelástica se amolda a la perfección a tu cuerpo y recupera la forma original en cuanto te levantas del colchón. En un colchón viscoelástico te sentirás relajado y cómodo, como flotando en una nube.

El descanso es fundamental para las personas. Dormir bien es necesario si deseas tener una vida llena de energía y salud. Un mal descanso provoca malestar físico y psicológico e irá repercutiendo lenta y negativamente en ti, sin que apenas te des cuenta. Así que si crees que tu colchón te está restando salud, no dudes en cambiarlo por uno que sí te garantice el máximo confort y descanso. Ya hemos visto qué puedes encontrar en el mercado, colchones viscoelásticos y los demás tipos de colchones que existen. Además, si quieres ahorrarte un poco de dinero, que nunca viene mal, puedes hacer tu compra en nuestra tienda de colchones online, donde encontrarás colchones baratos pero con la misma calidad y garantía que en cualquier tienda de colchones.

Piensa en ti y en los tuyos, no escatimes en salud. Tened dulces sueños a partir de ahora y ¡a descansar!

 

Elisabet Muñoz

Copywriter en Dormitorum.

 

 

Te Regalamos 1 Almohada
EN TU PRIMERA COMPRA

Suscríbete GRATIS a nuestro Boletín y consigue descuentos, ofertas y muchas cosas más

Comentarios2

Añade tu comentario

Pago 100% Seguro

Pagos con TPV. Tus datos siempre a salvo. Nosotros no almacenamos la información

Garantía de Devolución

Nuestros productos están sujetos a la política general de devoluciones de Dormitorum.

Zonas de Entrega y Transporte

El Transporte es Gratuito en la mayoría de los artículos con importes superiores a 69 €

Uso de cookies

Dormitorum utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre tu navegación y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias, generada a partir de tus pautas de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Si quieres, puedes ver nuestra Política de cookies o ampliar información sobre como cambiar tus preferencias

ACEPTAR